Aníbal Sánchez - P - Bravos

Fuente: QUALITYsports

Anibal Sánchez permitió solo una carrera en seis entradas en la victoria 12-1 de los Nacionales de Washington de visita en Guaranteed Rate Field y sobre los Medias Blancas de Chicago el lunes. Sánchez permitió solo cuatro hits, y caminó solo uno con el mismo número de ponches. Si bien no abanicó muchos bates, no  permitió mucho contacto duro por parte de sus 22 adversarios. Y las raras veces que estuvo en problemas pudo salir de la entrada. El jugador de 35 años ahora no ha permitido más de una carrera en cualquiera de sus últimas tres aperturas, y ha reducido su efectividad de 5.10 a 3.92 en el proceso. Hay volatilidad en el perfil de Sanchez, pero de a poco recupera su estatus de abridor confiable contra alineaciones agresivas. La falta de ponches, igualmente, podría encender una alarme: los bateadores podrían empezar a descifrarlo y los scouts rivales seguramente han tomado nota de ello.  El tramo aparte de reducir su efectividad, ha bajado su WHIP de 1.51 a 1.39, total que exhibe en 59.2 entradas. Su próxima apertura lo llevará a enfrentarse a las Cascabeles de Arizona en un enfrentamiento en casa el domingo. Cuadrangular solitario en la sexta entrada por parte de Leury García fue la única carrera de Chicago contra Sánchez, quien regresó transformado de un breve período de lista de incapacitados, que abarcó del 17 al 28 de mayo. Cuando cayó en esa lista, los rivales le bateaban para .263 puntos. En estos momentos lo hacen para .235.

Comentarios de nuestros lectores