Germán Márquez - P - Leones

Fuente: QUALITYsports

Germán Márquez permitió cuatro carreras limpias en seis entradas con siete ponches, en una salida en la cual no tuvo que ver con la decisión de la victoria 6-5 de los Rocosos de Colortado en su Coors Field de Dénver contra los Cachorros de Chicago el lunes. Márquez su vio mejor que en su inicio anterior contra los propios Cachorros el miércoles cuando permitió ocho carreras en 5.1 innings. Sin embargo, es innegable que no atraviesa su mejor momento. ¿Una prueba? recibió tres jonrones entre los cinco hits que toleró, aunque bien podría alegar a su favor "que estaba sobre el morrito de ese paraíso del bateo que es Coors Field". Aumentó así su efectividad en la temporada de 4.07 a 4.19, pero tiene una marca sólida de 95/20 K/BB en 16 juegos y 96.2 entradas con un respetable 1.16 WHIP. Sufrió una desastrosa tercera entrada en la cual concedió los tres jonrones, pero después de eso cedió y logró salvar una respetable línea final de estadísticas con solo dos boletos.  Tuvo balance de 96-61 ante 25 bateadores y no recibió más daño porque de los 14 batazos que recibió para convertir en out, diez de ellos fueron rastreros. Es decir, cumplió con los cánones de pitcheo que se exigen para no sufrir más de la cuenta en Coors Field. Ahora, los bateadores le conectan para .249 puntos. Los Padres de San Diego en el citado recinto, serán los siguientes rivales para Márquez este fin de semana, casi con seguridad el sábado.

Comentarios de nuestros lectores