Alex Romero - OF - Águilas

Fuente: Prensa Águilas del Zulia

Alex Romero pidió perdón, admitió la gravedad de su falta y se dirigió específicamente a su agredido Gabriel Lino, así como a la tribu, a sus propios compañeros, a los demás clubes, a los aficionados y a todos en el béisbol. “Estoy arrepentido. No voy a justificar algo injustificable. De humanos es errar, de humanos es aceptar los errores. A través de mi trayectoria he demostrado ser una persona amigable, conversadora, trato de ayudar de una u otra forma a los niños, pero lo que pasó en Puerto La Cruz se me escapó de las manos”. Romero fue golpeado por un pelotazo aparentemente intencional del pitcher Ángel Nésbitt, en medio de reiterados episodios de tensión ocurridos desde el inning anterior. Al suceder ese desbol, se volteó hacia el receptor Lino y le golpeó dos veces con el bate. Una tángana fiera siguió a continuación, en el estadio Chico Carrasquel de Puerto La Cruz. “Le ofrezco una disculpa a Jackson Melián, el manager de Caribes; a los fanáticos, a todos los equipos del beisbol venezolano, a Gabriel Lino, con el corazón en la mano”, dijo el jardinero marabino. “No tengo cara. Sé que tienes familia, yo también la tengo, y espero darte la mano, darte un abrazo y pedirte disculpas”.
Comentarios de nuestros lectores