Franklin Pérez - P - Tigres

Fuente: Vicente Vásquez / Diario Liderendeportes

Desde que Franklin Pérez llegó a la organización de los Tigres en el cambio que envió a Justin Verlander a los Astros, el alto mando de Detroit cataloga al prospecto venezolano como un potencial abridor del equipo grande. Sin embargo, las lesiones han frenado el avance del diestro, quien espera aprovechar el Spring Training para dar el salto que necesita. Entre 2018 y 2019, las dos temporadas que el nativo de Valencia ha jugado en las grandes de los bengalíes, solo ha lanzado en nueve partidos, debido a las múltiples molestias que ha sufrido, entre las cuales destaca un tirón en el bícep, inflamación en su hombro, y por si fuese poco, tendinitis, siendo todas estas lesiones diagnosticadas en su brazo derecho. Pero Pérez espera cambiar el curso que ha tomado su carrera en los últimos dos años, y para ello trabajó fuerte durante la temporada muerta para llegar listo a febrero, lanzado incluso una sesión de bullpen la semana pasada. “Me siento fantástico. Este es uno de los mejores momentos para nosotros los pitchers, que nos concentramos en mejorar nuestros envíos”, dijo el venezolano. Y pese a su historial de viajes a la lista de incapacitados, el prospecto de 22 años es optimista en cuanto a su futuro cercano. “En estos momentos me siento normal. Me siento bien”, comentó Pérez sobre su condición física. “Sé que he tenido recaidas en los últimos años, pero en estos momentos me siento completamente normal”, acotó. Ahora, el objetivo del serpentinero es mantenerse saludable y demostrar de qué es capaz una vez que comiencen los juegos de exhibición. “Cuando estás lanzando sesiones de bullpen, me concentro es en estar listo para el Spring Training. Pienso que puedo lanzar con normalidad. Creo que puedo lanzar en algunos juegos, y me estoy preparando para eso”, concluyó Pérez, que ansía dar pronto el salto a las mayores.

Comentarios de nuestros lectores